El pan de tritordeum y el pan de pita 1920

El pan es indispensable en una dieta sana y equilibrada. En 2010 el trigo, el aceite y el vino, fueron declarados por la UNESCO «Patrimonio Inmaterial de la Humanidad».

Son muchos los factores que determinan el sabor, el color, el aroma y la textura del pan. También es importante la harina utilizada, la calidad  del agua, la levadura, la forma del pan, el proceso de fermentación y el volumen. En el mercado hay muchos tipos de pan, cada uno con sus peculiaridades típicas que lo hacen único.

Hoy hablamos de estos dos tipos de pan tan curiosos:

El tritordeum es un cereal que se obtiene al cruzar trigo y cebada, creado por Agrasys. Según este centro de investigación, contiene altos niveles de proteína, fibra y luteína (antioxidante implicado en la salud ocular), además es rico en minerales esenciales y bajo en gluten. Es un pan muy digestivo, de color dorado y sabor suave.

El pan de pita es un tipo de pan plano blando, levemente fermentado, de harina de trigo que recuerda a la corteza de la pizza. En su elaboración se emplea harina de trigo, agua, sal, levadura y aceite. Habitualmente se hornea a altas temperaturas y cuando se extrae del horno, las capas de masa horneada permanecen separadas dentro de la pita desinflada, lo que permite que el pan se abra para formar un bolsillo.

En las bodas búlgaras se entrega a los novios, acompañado de miel y sal y con unos rituales que significan igualdad y dulzura en la vida de casados.