La dulce historia de los primeros pasteles1920

Los primeros pasteles fueron grandes y redondos panes, cubiertos de miel y adornados con frutas secas y nueces. Estos pasteles se preparaban para celebrar los cumpleaños de los varones egipcios.

Parece que el pastel típico con velas, nació en Grecia. Los griegos hacían pasteles redondos como la luna para honrar a Artemisa. Las velas en el pastel representaban los resplandores de la luna y una vez en el templo, se soplaban las velas con la esperanza de que el humo, llevara las plegarias hasta la morada de los dioses.

A veces se esconden objetos dentro del pastel: anillos, monedas o figuritas que de ser encontrados, son presagio de buena suerte. Esta tradición medieval inglesa nos recuerda a nuestra rosca de Reyes.

El origen de la rosca de Reyes nada tiene que ver con la historia de los Reyes Magos y si con las fiestas romanas dedicadas al dios Saturno conocidas como “saturnalias romanas”, estas fiestas eran para celebrar los días más largos que suceden al solsticio de invierno.

Durante estas fiestas se preparaba un pan redondo con higos, dátiles y miel que era la delicia de plebeyos y esclavos. A partir del siglo III, se empezó a esconder un haba en el interior del pan y quien lo encontrara era nombrado Rey de Reyes durante un tiempo muy corto.

 

Fuente: sites.google.com